PRINCIPALES HORMONAS

HORMONAS QUE AYUDAN A LA PÉRDIDA DE GRASA

Como has visto, siempre se mencionan las hormonas en los procesos fiológicos den entrenamiento físico, como la insulina, la cual determina si se gana peso o se pierde, pero hay muchas más que vamos a estudiar.

Glucagón
El páncreas también segrega una hormona péptida para aumentar los niveles de glucosa en sangre. Es justamente la opuesta a la insulina y, mientras la insulina almacena los hidratos de carbono y la grasa, el glucagón rompe esos depósitos y fomenta la quema de grasas. Comer muchos hidratos puede hacer que esta hormona deje de trabajar y deje de convertir la grasa en energía. Para que esta hormona esté a tope puedes llevar una dieta baja en hidratos y más alta en proteínas.

Adiponectina
Esta es otra hormona muy importante que es producida por nuestra grasa corporal. Puede mejorar la habilidad de tus músculos para usar los hidratos de carbono para genera energía, aumentar tu metabolismo, y aumentar la velocidad de quema de grasa de tu cuerpo. ¡Además tiene una función saciante! Para maximizar la adiponectina sólo tienes que levantar más peso en el gimnasio. Cuanto más masa muscular tengas, más número de hormonas adiponectinas generará tu cuerpo.

Leptina
Esta hormona se genera por nuestras células de grasa y manda la señal a nuestro cerebro cuando ya estamos llenos. Cuanto más grasa tengas, más leptina se creará, lo que suena bien, pero el problema es que demasiada grasa hace que haya demasiada leptina. Esto hace que el cerebro se vuelva insensible a la señal de la leptina. El medio para evitar esto es llevar una vida activa y una dieta equilibrada.

Grelina
Se crea y se genera en el estómago y es considerada la opuesta a la leptina. Cuando el estómago está vacío manda una señal a tu cerebro para decir que tienes hambre. Si lo que quieres es perder peso, lo que te hace falta es no tener muchas hormonas de este tipo. El problema es que cuando estás haciendo una dieta, esta hormona no se deja de segregar. Nuestro cuerpo nunca se va acostumbrar a comer poco, y la sensación de hambre siempre va a estar con nosotros. ¿Cómo cambiar esto? Haz ejercicio. Un ejercicio intenso hace que la grelina se inhiba y no se produzca tanta cantidad.

Cortisol
Es una hormona catabólica (destruye músculo) y se produce mediante las glándulas estres-cortisol-y-saludadrenales en situaciones de estrés. Ya sea por estrés de la vida diaria o por un exceso de entrenamiento, el cortisol se dispara a la vez que la producción de insulina. Además el cortisol puede disminuir los niveles de serotonina (neurotransmisor responsable de dormir, recuperarnos y del apetito). Para controlar esta hormona asegúrate de dormir 8 horas al día.

CORTISOL

Norepinefrina
Es de las hormonas más importantes a la hora de quemar grasa. Es la llave del metabolismo de las grasas que, cuando es segregada por nuestro cerebro, activa directamente los alfa y beta receptores de nuestras células de grasa, fomentando su movilización para generar energía.

Una de las mejores maneras para “llamar” a la norepinefrina es produciendo adrenalina a través del entrenamiento. Otra opción es aumentar esta hormona con suplementación como té verde y cafeína.

Testosterona
La testosterona regula el metabolismo, repara células y favorece la fuerza muscular, la resistencia ósea, la presión arterial y mantiene a raya el colesterol malo. Y por si esto fuera poco, es buena para la memoria y nos hace estar de buen humor. ¡Todo son ventajas! Ahora que tu chica está informada seguro que ya no protesta. Descubre cómo influye la hormona en tu vida y qué debes hacer para que no te abandone.

TESTOSTERONA Y BARRIGA
Si disminuye la hormona, el perímetro abdominal crece. Así de claro. “Hay gente que a pesar de hacer ejercicio se queja de que no les baja la barriga. En muchas ocasiones es debido a un déficit de testosterona. Por mucho ejercicio que hagan nunca van a desarrollar correctamente el músculo y nunca van a perder esa barriga”, asegura el doctor Natalio Cruz, coordinador nacional de andrología de la Sociedad Española de Urología. Si quieres saber cuál es tu nivel de testosterona, un simple análisis de sangre te ayudará a salir de dudas.

TESTOSTERONA Y MUSCULATURA
Por mucho que intentes machacarte en el gimnasio, si no tienes unos índices de testosterona saludables no conseguirás el resultado deseado. Tu esfuerzo unido a la acción de la hormona logra que las fibras musculares crezcan en tamaño y se multipliquen las células del músculo, logrando así un mayor desarrollo. “La testosterona favorece la síntesis proteica y el músculo es proteína pura y nos ayuda a ganar musculatura y a mantenerla”, afirma José Gonzálbez, endocrinólogo del centro Teknon de Barcelona.

TESTOSTERONA

Insulina
Es segregada por el páncreas cuando ingerimos alimentos que contengan glucosa (es decir, pancreascualquier hidrato de carbono prácticamente). Cuando hablamos de crear músculo, la insulina es una hormona anabólica “constructora de músculo”. Lo que es crucial en el post entrenamiento. La insulina mejora la nutrición de tus músculos (les da gasolina), pero cuando están llenos entonces almacenan esa glucosa extra en forma de grasa. Sí, has oído bien, ¡en forma de grasa! De ahí la mala fama de tomar hidratos de carbono. Para controlar que esto no pase, lo ideal es tomar los hidratos de carbono junto con proteínas, que puede reducir la secreción de insulina.

INSULINA